19 de mayo de 2017

Derrames de petróleo y algo más


Oscar Muñiz C.


En el medio minero peruano se vive entre los derrames de petróleo, las publicaciones de nuevos reglamentos ambientales y los conflictos sociales causados por los inversionistas en minería.  No hay representante del Estado con la suficiente autoridad para poner orden y liderar una tendencia de eficiencia que impulse el desarrollo y disminuya la caótica situación del sector minero en su conjunto.

En este contexto se produjo un nuevo derrame de petróleo en la Región Loreto, distrito de Morona, provincia de Datem del Marañón.  El derrame de petróleo ocurrió en el Oleoducto Norperuano Km 144, el cual está a cargo de la empresa estatal peruana Petroperú pero fue desmentido por la misma.

El portavoz del hecho fue Santiago Tanchiva Pilco, quien es el apu de la comunidad nativa Puerto Pijuayal. Según su versión dicho derrame habría afectado la quebrada Pushaga y/o Sábalo, de la cual se abastecen de agua las comunidades de Puerto Pijuayal, Chingana, Nuevo Pushaga, Naranjal, Panguanita, Unanchay, Nueva Esperanza, Nueva Tangana, San Salvador y Unión Indígena.

En referencia al reglamento ambiental de exploración minera, su elaboración y publicación fue para agilizar los trámites e imponer plazos reales para la dación de certificados y para la vinculación digital de los procedimientos. Lo que se pretende con esto es captar hasta el 2021 el 8 % de la inversión global en exploración, lo que significaría un aumento de dos puntos porcentuales respecto al actual porcentaje; además permitiría un incremento de 30 % de producción de cobre.

Asimismo, el Ministerio de Energía y Minas contaría con una plataforma online que permitirá que el sistema de evaluación y aprobación se realice con el nuevo sistema, superando de esta manera al actual sistema físico que se brinda en el local del MEM.
La vigencia de las certificaciones ambientales se ampliaría entre  3 y 5 años, superando las certificaciones anuales que se daban hasta el día de hoy. Existe una propuesta para modificar las categorías de exploración I y II.

Una modificación adicional se da en las autorizaciones de inicios de actividades, pues las autorizaciones podrían solicitarse en forma paralela al permiso ambiental, ya que la coordinación se hará entre la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros y la Dirección General de Minería del MEM.

5 de mayo de 2017

El botín amazónico



Oscar Muñiz C.


“El aumento del conocimiento de la naturaleza amazónica es importante para el avance  de las teorías de la ecología de las comunidades de plantas y de la evolución, y también para el planeamiento del uso racional y sustentable de los recursos naturales amazónicos”. (Ruokolainen – Tuomisto).


La geología del suelo de la amazonia será mejor conocida en función del desarrollo de las cuencas estructurales. Este enfoque de estudio sobre la evolución geológica la usa Matti Tasanen  (1). Proporciona datos sobre las cuencas de la selva baja peruana, cuando sostiene que, la anchura de estas cuencas es de centenares de kilómetros y sus depósitos pueden llegar  hasta más de 10 km. Afirma además, que la selva baja peruana, la zona que también es conocida como llano amazónico, está ubicada en la región occidental de la cuenca amazónica, siendo la cuenca sedimentaria cenozoica mayormente fluvial, es la más grande del mundo. El drenaje total en la selva baja cubre una extensión de 5,8 millones de km2 y tiene un área de depósitos sedimentarios de aproximadamente 2,5 a 3 millones de km2. La cuenca amazónica, asimismo, esta estructuralmente compuesta de varias subcuencas que están formadas en los diferentes ambientes tectónicos.

Se puede entender que el relieve actual devino en el Plioceno-Mioceno (Jordán et al. 1983 y Magard 1984 y 1987, Jordán y Alonso 1987, Dumont 1989), ocurriendo su división en subcuencas  en la etapa más tardía de la evolución. Es importante considerar que la formación de los Andes fue producto del acortamiento del  retroareo (2), produciéndose un engrosamiento cortical y levantamiento. (Rasamen).

La tierra amazónica la podemos dividir en terreno inundable y no inundable. Las inundaciones varían, por lo tanto, no es evidente donde se inicia el área inundable y donde termina la tierra firme. Sin embargo lo que sí es seguro es que la tierra firme cubre la mayor parte de la Amazonia peruana. Esta se caracteriza por tener especies de plantas  más o menos de forma homogénea y su número de especies es muy alto (150 especies arbóreas por hectárea).

Pero, el asunto va a que el suelo amazónico tiene un grosor promedio de 30 cm de espesor, el cual demoro unos cinco millones de años en formarse, el equivalente a un suspiro en la historia de la formación de la Tierra. Por esta razón Ruokolainen y Tuomisto (3)  sostienen “Que la cantidad de datos sobre la riqueza de especies no es muy impresionante en relación a la extensión de la Amazonia”. Subrayan que existen dos problemas que tienen los ecólogos cuando realizan estudios de la selva amazónica: primero, cómo se ha originado la riqueza de especies en términos evolutivos, y segundo, cómo la diversidad tan alta puede ser mantenida en una comunidad.

La antigüedad del planeta Tierra es de 4,470 millones de años (John Rudge, Departamento de Ciencias de la Universidad de Cambridge, 2010). Otros estudios la ubican en los 4,543 millones de años.

La superficie de la Amazonia es de 6´000,000 millones de km2, espacio que en el eoceno (entre 50 y 35 M.A.b.p. = Millones de años antes del presente) se inicia un primer levantamiento de los Andes. Pero existen espacios amazónicos de formación que datan de solo 23 millones de años. Isabel Sanmartín, investigadora del Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC) y especialista en biogeografía afirma “La estrecha relación entre la historia geológica de la Cordillera Andina y la formación de la cuenca amazónica implica que todo trabajo que pretenda entender el origen de la mega diversidad amazónica debe retroceder en el tiempo hacia los últimos 20 millones de años”. Aun mas, la revista Heraldo describe la Amazonia, diciendo: “Esta reconfiguración del escenario paleo geográfico amazónico incluyo la formación de un enorme sistema de lagos, el sistema Pebas, que ocupaba más de un millón de kilómetros cuadrados; es decir, una superficie equivalente a parte de Colombia, Ecuador, Perú y la región oriental del Brasil. Esta gran masa de agua se habría secado tras el nacimiento del rio Amazonas hace 10 millones de años, lo que permitió a los animales y plantas de zonas limítrofes colonizar una nueva región de tierra firme y diversificarse rápidamente. En la actualidad esta zona alberga la mayor biodiversidad de toda la región”.

Por estas razones y otras muchas más es que la Amazonia es un botín. Sin duda alguna.

Los grupos humanos y conglomerados económico financiero hacen de esta área su último espacio de expansión. La forma como justifican su intervención es bastante conocida, y el daño que originan es irreversible. Llámese progreso, desarrollo, si el conocimiento de la Amazonia actualmente es insuficiente que esperanzas tendrán los pueblos nativos. El espejo donde deberíamos vernos son todas las cuencas de los ríos europeos, espacios muertos y sin posibilidades de recuperación.

La codicia por los recursos no renovables que yacen en el subsuelo amazónico es la excusa para comprometer el futuro de  millones de habitantes. Es imperativa la defensa de la amazonia frente a tanta insania.

De la pelicula AGUIRRE de Herzog (4)


En medio de todo esto, muchas veces soslayamos las incongruencias entre el sistema económico con el medio ambiente y la ecología. Fenómenos como el calentamiento global, y la sobre explotación de los recursos naturales con fines de lucro amenazan la Amazonia. Esto no es de ahora, viene desde el descubierto del Nuevo Mundo y desde la conquista española.


(1) La geo historia y geología de la Amazonia Peruana. Amazonia Peruana Vegetación Húmeda tropical en el llano sub andino. Proyecto Amazonia Universidad de Turku – Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales.

(2) El retro arco se refiere al área del antearco  al este de la cadena andina, área formada por el arco de Iquitos que pertenece a la cuenca de anteareo de la Amazonia que también se denomina cuenca del anteareo andino que incluye  las depresiones  dentro de la cuenca de anteareo o subcuenca del anteareo de Pastaza, Marañón, Ucayali, Acre, Madre de Dios-Beni.

(3) Kalle Ruokolainen y Hanna Tuomisto, La vegetación de terrenos no inundables (Tierra firme) en la Selva Baja de la Amazonia Peruana. Amazonia Peruana Vegetación humedad tropical en el llano sub andino. Proyecto Amazonia Universidad de Turku – Oficina Nacional de Evaluación de Recursos naturales.

(4) "Porque la ira de Dios es revelada desde el cielo, contra toda impiedad de los hombre, quienes por su inequidad suprimen la verdad"

"For the wrath of God is revealed from heaven against all ungodliness and unrighteousness of men, who by their unrighteousness suppress the truth".

11 de abril de 2017

La Oroya y el medio ambiente


Oscar Muñiz C.


La Oroya, daño ambiental irreversible



Para reactivar el complejo metalúrgico de La Oroya, han tenido que disminuir las exigencias  a las emisiones de azufre, parámetro que se ubicaba en 20 microgramos/m3, y que se pretende elevar a 250 microgramos/m3. Propuesta que se encuentra registrada en el proyecto de decreto que modifica el Estándar de Calidad Ambiental (ECA) para el aire, publicado por el Ministerio del Ambiente.

Este ministerio, con Resolución Nª 94-2017-MINAM, publico el Decreto Supremo para ser consultado públicamente durante diez días hábiles, plazo que vence el viernes 21/04/17.

Como es de conocimiento general, el Estándar de Calidad Ambiental contiene diez (1) parámetros, pero el más controversial es el que se refiere al dióxido de azufre.

De esta manera, con 250 microgramos /m3, el Perú iguala a Chile y Colombia en este tema, flexibilizando y favoreciendo la tolerancia hacia la disposición de los posibles inversionistas y aceptando la petición de los trabajadores de la empresa. Asimismo, tambien se cumple con los estándares de salud que exige la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien es cierto que las condiciones ambientales de La Oroya no mejoraran, por lo menos servirá como amortiguador de gestión la presente modificación.

Marcos Alegre, viceministro de Gestión Ambiental preciso “Alguno de los parámetros más sensibles como el indicador de plomo no se ha modificado. Se sincera el material particulado PM10 de 150 a 100 haciéndolo más estricto respecto al nivel de partículas en el aire. Asimismo, se incluye el parámetro mercurio, teniendo en consideración los efectos que pueden generar en la salud humana”.

La autoridad ambiental considera que con estas modificaciones el Perú cumple  tanto con la normativa de la OMS y con la OCDE en lo que respecta a la Evaluación de Desempeño Ambiental (recomendaciones 25 y 26), como también con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el  2030.


Puede leer



(1)      Composición ECA para el aire: Sulfuro de hidrogeno, ozono, hidrocarburos totales, monóxido de carbono, material particulado PM10, material particulado PM2.5, plomo, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y benceno.   

3 de abril de 2017

El Niño 2017


Oscar Muñiz C.


El Niño 1998 dejo 358 damnificados, US$ 3,500 millones en pérdidas. La concentración de daños por lluvias, desbordes de ríos, huaicos y altas temperaturas se concentraron en Piura, La Libertad, Lambayeque, Tumbes, Ica, Loreto y Lima.

Todavía era presidente Ollanta Humala Tasso en el mes de marzo-2016, y por aquel entonces se produjo el desborde del rio Rímac, posteriormente realizaron las labres de desbloqueo y limpieza de la carretera central.

Se dio apoyo a la provincia de Huarochirí y se analizó la situación de las zonas agrícolas. Asimismo se incluyó a los distritos de Chosica, Chaclacayo y Santa Eulalia como zona de riesgo, especialmente en las quebradas debido a las lluvias y deslizamientos.

Defensa Civil, coordinaba los trabajos para hacer frente a los eventuales daños en las regiones de Tumbes,  Piura y la zona amazónica de Chachapoyas. Se desplegaron unos 300 efectivos y maquinaria en la zona de Cerro Colorado en Arequipa, como también 200 soldados para colaborar en el desbloqueo de las carreteras.

En el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) se incrementó el nivel de los ríos, sucediendo dos fallecidos en la región de Apurímac. En Puno se desbordaron los ríos Huancané y Muñani dejando 88 familias afectadas por inundaciones de sus viviendas y áreas de cultivo, y en Caravaya hubo un fallecido.

Ya en el 2016 la Organización Meteorológica Mundial (OMM-Naciones Unidas) informaba del comportamiento climático en información para el 2016-2017, ya que en el 2016 El Niño había dañado a unos 60 millones de habitantes a nivel mundial  al generar sequias, huracanes e inundaciones.

Lo más grave fue que en ese año 2016 los especialistas en climatología sostenían que las lluvias podrían extenderse hasta mediados del mes de abril-2017. Según el SENAMHI las regiones que soportarían las peores lluvias serian Piura, Sullana, Tumbes, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, San Martin y Loreto.

Hacia finales del mes de enero-2017 se registraban 77 fallecidos, más de 700 mil afectados, y daños en viviendas y carreteras. Solo en la región Piura hay más de 15 mil damnificados, mientras que en Ecuador se registraban 14 fallecidos principalmente en las provincias de Chimborazo, Guayas, Los Ríos y Manabí.

En Lima, el rio Mala se desbordó en el distrito del mismo nombre, y en Cañete, localidad más al sur de Mala, colapso el Puente Clarita.

Existe la posibilidad de que El Niño-2017 se extienda hasta el mes de mayo-2017, agravando la situación ya precaria de la población. Las enfermedades que se  podrían presentar como impacto social probable son: intoxicación por alimentos, infecciones a la piel, infecciones respiratorias, malaria, dengue, chikungunya, cólera, hepatitis vírica A, salmonelosis, leptospirosis, enfermedades oftálmicas, peste, tétanos.

Aunque no se cuenta con información estadística sanitaria definitiva, El Niño 1983 está siendo superado por el del 2017. Incluimos la Evaluación del Impacto Ambiental (EIA) y la Matriz Ambiental, de la publicación “Análisis Ambiental del Impacto del Fenómeno El Niño 1982-1983 en la Región Tumbes-Piura Octubre 1984”, del autor de la presente entrega.


EVALUACION DEL IMPACTO AMBIENTAL (EIA)
La interdependencia económica y ambiental, y las desigualdades y desequilibrios que presenta la Región Tumbes-Piura no son únicamente producto del centralismo y concentración económica-productiva en Lima Metropolitana, sino también es consecuencia de os cambios producidos en el ecosistema y en el entorno social, a causa de los fenómenos naturales. En este sentido, la planificación interregional  constituye un marco referencial en la EIA de Tumbes-Piura para contar con un nivel análogo al de la planificación nacional.

El área de estudio se caracteriza como un espacio en donde la explotación y tratamiento de los recursos naturales es parcial y selectivo, con un aprovechamiento imperfecto de su potencial y en donde predomina la sobre explotación de los principales recursos naturales en función de la máxima rentabilidad, lo cual conlleva a la degradación del medio ambiente.

Estimando que los recursos naturales que se localizan en el espacio cumplen una función inapreciable para el medio ambiente social, es muy importante también su utilización para la obtención de los bienes necesarios de subsistencia del ser humano, lo cual no es una realidad en la región.

En este sentido, aplicando el concepto de valoración de los beneficios, como el pago por la adquisición de los bienes, que es igual al excedente más el precio del mercado por la cantidad vendida, resultan estos nulos, ya que la destrucción del aparato productivo no permitió abastecer el mercado normalmente y, que por el contrario significo una elevación de los precios.

Asimismo, la valoración de los costos está representado por el monto al que alcanzan los daños producidos en el entorno social, ya que reflejan la pérdida real por efectos de las lluvias e inundaciones.

Además, conociendo que en cualquier sistema económico existe la escasez de recursos, esto hace que su asignación refleje una renuncia  frente a otras alternativas, que en la situación vivida por la población de los departamentos de Tumbes y Piura debido a los efectos del fenómeno El Niño 1982-1983, no existió ninguna alternativa para escoger; además, según los costos de oportunidad no existió para el caso Tumbes-Piura un proyecto alternativo a cual se renunciase, por lo que no existió un beneficio directo y tangible al que la sociedad en su conjunto haya dejado de percibir.


CONSOLIDADO DE LAS PERDIDAS POR LLUVIAS E INUNDACIONES
FENOMENO EL NIÑO 1982-1983
(Millones de Soles)
A.      DEPARTAMENTO DE TUMBES

128,573
1.       Agricultura
44,673

2.       Pesquería
7,487

3.       Electricidad
3,292

4.       Transporte y Comunicaciones
57,897

5.       Salud
415

6.       Educación
1,279

7.       Vivienda
13,530

B.      DEPARTAMENTO DE PIURA

721,541
1.       Agricultura
72,250

2.       Electricidad (1)
10,924

3.       Hidrocarburos (2)
451,500

4.       Transporte y Comunicaciones
125,380

5.       Turismo (3)
50

6.       Salud
940

7.       Educación
4,760

8.       Vivienda (4)
49,710

9.       Pesquería
6,027




TOTAL ZONA AFECTADA

850,114
Fuente:   “Análisis Ambiental del Impacto del Fenómeno El Niño 1982-1983 en
La Región Tumbes-Piura Octubre 1984”

(1)     Incluye 344 millones de soles de pérdidas en producción en Talara
(2)     Estimado de pérdida anual
(3)     El costo de restauración de cinco restos arquitectónicos
(4)     Incluye 12,500 millones de soles de costos de agua potable y alcantarillado


El autor en sus recomendaciones sostenía en 1984, que la tarea de rehabilitación debería de contar no solamente con los estudios de recomposición social de Tumbes-Piura, sino también con el concurso  de una organización social a la cual le confieran márgenes de libre disponibilidad en el uso de los recursos humanos y económicos; se debería considerar la reorganización del espacio económico a un nivel que permita utilizar un controlen el uso del espacio geográfico, dadas las características cíclicas del fenómeno El Niño; la participación social es de vital importancia en acontecimientos como el sucedido. Debido a ello se hace prioritaria la necesidad de contar con instrumentos de conjunción orgánica de los poderes del Estado. Finalmente el autor recomendaba que este organismo debiera de contar con un equipo de profesionales ambientalistas, con organigramas de prioridad en la etapa de rehabilitación y con un control en los niveles técnico-administrativo-político, utilizando el Plan Nacional de regionalización que puede y debe contribuir a conformar el esquema legal para la prevención de los impactos ambientales negativos.

También el autor contribuyo con la Matriz de Impactos Ambientales que a continuación se incluye.





28 de marzo de 2017

Basura surcana


Oscar Muñiz C.


El distrito de Santiago de Surco, siempre se caracterizó por sus tradicionales desayunos, la deliciosa huatia, el buen vino y por supuesto sus deliciosos tamales. La vendimia era una fiesta tradicional surcana, la cual se realizaba en el corazón del distrito de “Surco Viejo”.

De aquella época no queda nada, todo fue modificado, y olvidado. Los viñedos desaparecieron, las tierras agrícolas siguió el mismo camino para dar paso al Surco “moderno”, a ese espejismo de urbe desarrollada, donde la cultura, como concepto amplio de la vida, tenía un lugar preferencial.   

Después de haber tenido burgomaestres ladrones, que hasta purgaron cárcel, como también a más de un alcalde que defraudo la confianza del vecino, fue elegido el actual alcalde Roberto Gómez Baca, para decepción de la mayoría de surcanos.



Si el caso fuera habría manera de medir la eficiencia de gestión de Gómez Baca, de manera directa y visual. Así es como acopia la basura, para luego de largas horas de espera pase el camión recolector  con el personal que cumple la función de la recolección de residuos. Hay maneras más eficientes y limpias de realizar este trabajo, sin exponer la salud del personal recolector de desechos, como la salud de los vecinos. Usando un recolector de residuos metálico.





Estamos seguros que el señor Gómez Baca ni enterado esta. 

21 de marzo de 2017

Terminó la jarana


Oscar Muñiz C.





Esperamos que la lección que está dejando El niño 2017 se aprenda.

El peruano debe entender y aprender sobre el valor de los recursos naturales, especialmente sobre el recurso agua. Debe tomar conciencia que este aprendizaje es un primer paso sobre lo que podría suceder si siguen viviendo como hasta ahora. Deben reconocer la simplonada de vivir siempre dando la espalda a las normas de convivencia elemental. Debe reconocer que la criollada, lo que los peruanos llaman pendejada, es lo más letal para su vida en sociedad, como son los hampones de cuello y corbata en el momento de la reconstrucción.  Exijan de las autoridades eficiencia, porque el camino que falta por recorrer, aunque duro, al final será recompensado. Reconozcamos que todo lo que hemos vivido en estos primeros meses del 2017 no es nada comparado con aquellos peruanos que perdieron la vida. Eso no se debe repetir.

En estos momentos lo importante es tener presente que la experiencia es lo más importante pero no es lo suficiente. Se necesita contar con profesionales capacitados. La experiencia profesional acusa recibo cuando en el mercado profesional peruano hasta los ningunean. Si bien es cierto que la técnica ingenieril es la que mejor premunida se encuentra para afrontar e implementar alternativas  de solución en el campo de los impactos ambientales, otras profesiones tiene mucho que aportar. Es así que no solo es suficiente ser un “gran” conocedor en la técnica “beneficio-costo”, se debe poseer la filosofía de la eficiencia en materia del eco-desarrollo.

De nuestra experiencia, que no es solo académica, constatamos, que en las actuales circunstancias existe una importancia vital de la planificación ambiental, y de las metodologías del monitoreo ambiental. Es aquí donde se sustenta el futuro trabajo multidisciplinario que se exige para solucionar, en gran parte, los problemas dejados por los huaycos y deslizamientos de suelos.


El Perú perdió oportunidades, por falta de una educación de calidad. No solo esto, también perdió por la obsecuencia de los empleadores que solo son reclutadores del “cholo barato”. Que los dos últimos acontecimientos, como son el Fenómeno El Niño 2017 y el caso Odebrecht, dejen las enseñanzas adecuadas para un resurgir del Perú con nuevos atributos.

16 de marzo de 2017

De El Niño 1972 a El Niño 2017


Oscar Muñiz C.


Es evidente que existe un retraso del fenómeno El Niño 2016-2017, ahora denominado “Niño costero”; su aparición es a partir del mes de noviembre y tiene una duración entre cinco a seis meses.

Como es sabido, el calentamiento de las aguas marinas en el litoral costero peruano es el que da origen al fenómeno. Se sabe por historia y evidencias arqueológicas, que dicho fenómeno fue la causa de la desaparición de civilizaciones en el norte peruano, mas específicamente entre los departamentos de Lima y Lambayeque. Asimismo, es la causa de la alteración climática en la mayor parte del territorio peruano, cambios que en muchos casos se presentan con huaicos y deslizamientos, y con la consiguiente alteración de la vida de la población en su conjunto y de la economía en general.

En las ultimas décadas, sin duda, el más feroz fue El Niño 1982, evento que si bien es cierto fue antecedido por el de 1972, de lejos este último no se le compara. En El Niño 1972, la presencia de langostas tuvo un grado de plaga fulminante, ya que hasta se hizo presente en las zonas urbanas como en la ciudad de Sullana provincia al norte de la ciudad de Piura.

Sin lugar a dudas, nadie pudo presagiar  lo que iba a suceder después de diez años, cuando todo el norte peruano colapsaría ante El Niño 1982. La salud de la población fue altamente vulnerable frente a las enfermedades (respiratorias, gastrointestinales, entre otras) siendo la niñez y la población longeva la que sufrió de manera inmisericorde. A esta situación se sumó el colapso de todo el sistema de alcantarillado de la ciudad de Piura; se inundó no solo  la zona rural, como el desierto de Sechura, en el cual hasta se podía ejercer temporalmente la pesca y la agricultura, lo que  fue algo increíble. Se formaron cientos de hectáreas de lagunas en la ciudad de Piura, como consecuencia de las precipitaciones. Hasta en el litoral de Piura las embarcaciones de importante calado fueron arrojadas al litoral de playa, encallando y dejando cuantiosas pérdidas.

Todo el sistema vial colapso. La carretera longitudinal de la Costa, la Panamericana que es la columna vertebral del sistema vial peruano colapso, ni que decir de las vías interprovinciales. Para tener una idea, el viaje entre la ciudad de Talara a Tumbes distante 184 km, en condiciones normales se realiza en 2 horas 30 minutos o máximo en tres horas; en aquella ocasión se realizaba en once horas, y eso que viajaba en una camioneta último modelo de aquel año.

Y así, la furia de la naturaleza no dio tregua. Logro hacerse paso por donde ella normalmente discurre. La falta de previsión, de técnicas de localización y conocimiento real del devenir de los fenómenos naturales contribuyo a incrementar las desgracias. De siempre se supo de la existencia y presencia del fenómeno El Niño, ¿Qué precauciones se tomaron?

Actualmente tenemos que la modernidad vino acompañada del olvido. Transcurrieron 16 años y nuevamente se repiten las escenas, los dramas, las pérdidas de vidas y materiales. En 1998 El Niño fue destructivo pero no como su antecesor el de 1982. Sin embargo su huella dejo. Se esperó el paso del tiempo. 35  años después de aquel dramático fenómeno natural de 1982 y 19 años desde el más cercano de este destructivo fenómeno. Desde aquella época no hay evidencias sustantivas de una prevención mínima, mucho menos de una consideración orgánica en los diferentes niveles de responsabilidad gubernamental y civil. Se llega al desarrollo de El Niño 2017, este con determinadas características que hacen ver la falta de responsabilidad gubernamental en estos últimos 35 años.

No hay forma de evadir la responsabilidad, pues todas las acciones son un simple maquillaje. Puro discurso.  Solo basta ver las condiciones de las viviendas de la mayoría de la población peruana. Es indigna la manera como presenta el progreso y las condiciones de vida de la sociedad peruana. Esta es la oportunidad de quitarse la careta y dar a conocer la real situación de la sociedad peruana.



Fuente - Publicación: Análisis Ambiental del Impacto del Fenómeno “El niño” 1982-1983 en la Región Tumbes-Piura, por Oscar Muñiz Corro. Octubre 1984.

El material fotográfico (originales) pertenece al archivo de Muñiz y Asociados


Destruccion del alcantarillado de la ciudad de Piura 1982


Destruccion Carretera Panamericana entre los departamentos de Piura y Tumbes. 1983


Quebrada "Cola del Alacran" en la ciudad de Sullana. 1983

Destruccion de la infraestructura urbana y recreacional por efecto de los fenomenos geofisicos en la ciudad de Sullana 1983

7 de marzo de 2017

La deforestación en la amazonia


Oscar Muñiz C.






Cuando se generaliza sobre la amazonia se corre el riesgo de ser ligero, mucho más aun cuando se trata sobre la deforestación.

La cuenca del Amazonas es lo suficientemente amplia que abarca a varios países sudamericanos, siendo los más representativos el Perú, como país donde nace el rio Amazonas y Brasil, por su gran extensión geográfica que posee.

La experiencia técnico-científica en el caso peruano estuvo a cargo de la Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN), entidad que cubrió su estudio integral y renovado durante treinta años (1962-1992).

Intervenir el bosque húmedo tropical como el de la cuenca del rio Amazonas en el Perú no es nada nuevo, pues hubieron épocas que hasta los aventureros se forjaron su imagen personal en base a su experiencia en dicha área.

Desde que el interés por la amazonia estuvo presente en el imaginario de las personas, la agricultura fue la actividad que como punta de lanza permitió atraer la migración, la cual estuvo apadrinada sin el conocimiento debido, siendo en algunos casos un “caballo de Troya”, principalmente para las costumbres de la población andina peruana, la cual utilizo económicamente los ecosistemas y el medio ambiente  amazónico en desmedro del  mismo bosque.

Sabemos técnica y científicamente que la tasa media de deforestación en la amazonia peruana fue de 6.1 % anual, es decir 31,439 ha/año respecto al área con bosque en 1981, esto en el valle del Huallaga Central y Bajo Mayo (ONERN 1986). Sostuvo la ONERN “En cuanto a  la fertilidad se ha determinado que decrece significativamente en aquellos medios edáficos entre 1.8-2.0 veces más con respecto a los medios arcillosos, de naturaleza vertical, bajo las mismas condiciones de pendiente, entre 25-50 % y con cultivos de maíz. Es concluyente que el cultivo de maíz es altamente extractivo o “agotador del suelo”. Además, los cultivos en laderas empinadas (de vocación forestal), baja cobertura del suelo, alta carga animal, compactación del suelo y erosión hídrica principalmente compromete a la fertilidad” (Estudio Vigilancia Ecológica de la Degradación de las Tierras y Desertificación en el Perú. Monitoreo Ecológico Huallaga Central y Bajo Mayo 1989).

Esta realidad es  diferente a la brasileña. De lo que se conoce,  la deforestación regresa con fuerza en la Amazonia brasileña, impulsada básicamente por el cultivo de la soya. Tan esto es así que en el 2015 la deforestación tuvo un significativo incremento hasta llegar a las 800,000 ha (entre agosto 2015 y julio 2016). En el 2014 fueron 620,000 ha el área deforestada, lo que representa un aumento de 29 %, dato proporcionado por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre el Espacio.

En Bolivia la deforestación también se aceleró, siendo esta unas 350,000 ha desde el 2011 (ONG Centro de Documentación e Información Bolivia). Téngase presente que anualmente en la década de 1990 la deforestación fue de 148,000 ha y durante la década del 2000 el promedio de la deforestación fue de 270,000 ha.

Actualmente la tala es a gran escala, tanto en Brasil como en Bolivia, debido a la comercialización de soya. En las áreas de la sabana brasileña, en la región el Cerredo, es donde se registra una deforestación de 130,000 ha entre el 2011 y el 2015. En Bolivia ni siquiera es respetado el acuerdo New York Declaration of Forests, el cual incluye un pacto hacia el 2020 para eliminar la deforestación en favor a  los productos agrícolas, tales como el aceite de palma, soya y productos bovinos.

Stewart Lindsay, vicepresidente de Bunge, compañía comprometida en la deforestación boliviana-brasileña sostuvo, no hace mucho tiempo, que “Una empresa por sí sola no puede resolver este asunto”. En el mismo sentido de opinión está el director ejecutivo de Cargill, Davic MacLennan, otra empresa transnacional.

La tala del bosque húmedo y la limpieza (quema) de tacones del mismo, son acciones iniciales de la intervención del hombre en el bosque, y son responsables de la generación de una décima parte de las emisiones globales que contribuyen al calentamiento global, dato proporcionado por Unión Of Comerme Scientists.

Pero lo más importante es lo que sostiene World Resources Intitute, cuando dice que solo el 15 % de las áreas con bosques en el mundo siguen intactos, el resto fue intervenido (degradado o fragmentado). Al respecto el New York Time sostiene que “Detrás de la deforestación hay una estrategia de las empresas alimentarias multinacionales para conseguir sus productos agrícolas de regiones cada vez más remotas del mundo. Estas áreas usualmente tienen protecciones legales débiles”, y por lo general la migración pobre emerge en estas zonas como ultima tabla de salvación, desarrollando actividades ilícitas .

Por lo pronto, la experiencia peruana en zonas de Selva Alta mantiene como actividad productiva el turismo, lo cual podría constituir un “freno” a la intervención del bosque con fines agrícolas. Bolivia experimenta otra situación, desde que el presidente Morales hizo una prioridad asegurando la “soberanía alimentaria”, sin poder impedir el choque  entre las autoridades legalmente instituidas, como la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra. El reto boliviano hacia el 2025 es despejar 5 millones de hectáreas forestales para convertirlas en áreas de cultivo.

El caso brasileño no es muy distinto al peruano. El Secretario de Cambio Climático y Calidad Medioambiental, Everton Lucero, sostuvo “estamos muy incomodos con las malas noticias de que hubo un aumento de la deforestación. Estamos tomando todas las medidas posibles para revertir esta situación”.

Hasta aquí el problema. Problema que comenzó siendo utilizado por pequeños grupos humanos que emergieron cuando la conquista de la Amazonia se declaró, primero por los agricultores y luego por las grandes empresas agroalimentarias como Cargill o Bunge.

Quien crea que esta situación cambiara, para bien, está totalmente equivocado. Toda la Amazonia fue intervenida por el ser humano, por desgracia sin un ápice de respeto ni conocimiento. Esto es una realidad desde cuando se constato que en la Amazonia se almacenan riquezas y secretos, aunque no conoce su devenir, y no se sabe nada de su funcionamiento. Crean o no lo crean, el destino de la Amazonia se encuentra definido. No se extrañen cuando no quede ni un árbol en pie, salvo que la conservación triunfe para bien.


Lectura adicional




28 de febrero de 2017

Derechos indígenas


Oscar Muñiz C.



El 24 de febrero 2017, se desarrolló en el Congreso de la Republica del Perú, el tema “Casos emblemáticos de afectación a los derechos colectivosindígenas”.




En la indicada reunión se plantearon los problemas de los pueblos indígenas de la amazonia peruana, y se dejó constancia, por parte de los dirigentes,  las penurias e injusticias que sufren cada vez que tienen que defender sus derechos en las instancias del sistema administrativo de justicia peruano, órganos responsables en vigilar  su integridad y patrimonio.

Desde 1992 en que se institucionalizo la liberación económica y hasta el día de hoy que es defendida a capa y espada por tiros y troyanos, las comunidades nativas de la amazonia peruana son objeto de la más vil e indignante agresión, la cual consiste no solo en la expoliación de sus recursos naturales, sino hasta acabar con sus propia vida. Somos testigos de esta brutal agresión que no tiene cuando acabar.

La codicia es el motivo supremo que mueve a nacionales y foráneos, sin importar lo que a su paso elimina. Es hora de la legalización del suelo como propiedad de las comunidades nativas. Esta es una exigencia que no se puede postergar más tiempo.

9 de febrero de 2017

Demandan al Vice Ministerio de Interculturalidad


Oscar Muñiz C.


AIDESEP, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, atraves de su Presidente, demandan  ante el Poder Judicial del Perú Corte Superior de Justicia de Lima, al Viceministerio de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, por violación al derecho constitucional de la vida, salud, integridad física, comunidades amazónicas, seguridad, propiedad, protección para los pueblos aislados, entre otros temas.

El Demandante exige que el Ministerio de Cultura acate el Reglamento de la Ley 28736, presentando el estudio previo de reconocimiento de las reservas indígenas de Yavari-Tapiche, Sierra del Divisor Occidental, Napo-Tigre, Yavari-Mirim y Kakataibo, comunidades nativas ubicadas en los departamentos de Loreto, Ucayali y Huánuco.

Grupo etnico Matses o Mayoruna


Asimismo, AIDESEP pide que el Estado cumpla con establecer los mecanismos de protección de los derechos de la población indígena en situación de aislamiento.
DATAPLUS DATE UN SUPPLEMENT, en los últimos años apoyo los derechos de la población nativa, y en esta oportunidad ejercita su apoyo por esta noble causa.



Basede Datos de Pueblos Indigenas u Originarios Matses o Mayoruna (grupo étnico de Peru y Brasil)